Llevar a tu perro de vacaciones

Para los dueños de perros, cada vacación solicita una decisión importante: ¿te llevas  a tu mascota  o la dejas con amigos, familia o un criadero de confianza?

Hay destinos que les dan la "bienvenida a las mascotas" y viajar al extranjero con tu compañero se ha convertido en algo más fácil. Si decides llevarte a tu perro, descubre aquí es cómo para asegurarte de que su viaje sea sano y seguro.

Sugerencias de viajes para su perro o cachorro

  • EquipajeAsegúrate de llevar bastante de su comida actual para el tiempo que estarás ausente y no tener que comprar una comida diferente que podría causar un malestar estomacal. Tampoco olvide sus juguetes favoritos, mantas y cama para hacerle sentir seguro en su nuevo entorno.
  • Pasaporte: si tiene previsto viajar al extranjero, comprueba la documentación exigida por las autoridades en lugar de destino (tu veterinario será una buena fuente de información). Para viajar dentro a la UE son obligatorios un pasaporte de mascotas, un chip de identificación y una vacunación válida contra la rabia. Esto debe realizarse 21 días antes de viajar. Revisa la normativa de salida y reentrada a tu país, p.ej. el perro deberá tener al menos 15 semanas de edad en el momento de viajar. También hay varias excepciones a las reglas y los protocolos pueden variar cuando se viaja fuera de la UE; así que consulte con su veterinario para estar seguro.
  • Planificación: : Antes de volver a casa, puede que un profesional deba quitar las pulgas y desparasitar a su perro 24 horas antes de viajar. Comprueba la normativa pertinente para el viaje de vuelta antes de partir. Averigua quién puede ayudarte con esto en tu destino antes de viajar.
  • Ferry:  La mayoría de las compañías de ferry lamentablemente no permitirán a los perros salir hasta en la cubierta para periodos de corto trayecto. Si este es el caso y no hay ninguna otra alternativa más segura, por favor comprueba de antemano con la compañía naviera sobre el acceso frecuente a ellos durante el viaje. Recuerda dejar siempre a tu perro abundante agua fresca para beber para que pueda permanecer fresco e hidratado. En días templados o cálidos, toma todas las precauciones necesarias para que su perro esté seguro. En los viajes más largos o de noche es posible que deba llevar un bozal hasta y desde los transportines en cubierta.
  • Coche:  Considera de antemano las condiciones climatológicas y del viaje, sobre todo si no dispone de aire acondicionado en el coche. Piensa si es realmente necesario que tu perro viaje contigo. Nunca deja al perro desatendido dentro del coche y sobre todo si hace calor. La forma más segura de viajar en coche es transportar al perro detrás, alejado de los airbags y del acelerador. Facilitale mucho espacio. Asegúrate de que el transportín cuente con un material acolchado o una cama antideslizante para que el animal no se haga daño si toma una curva a gran velocidad. Si no tienes una cajita o el espacio necesario, existen cinturones especiales diseñados para la seguridad de tu perro. Planifica tu viaje detenidamente, con paradas para beber agua e ir al aseo cada dos horas. Si tu perro es propenso a marearse, no le alimente antes de viajar o solicita al veterinario medicación antináuseas.
  • Avión:   Viajar en avión puede ser problemático, porque pocas líneas aéreas permiten perros en la cabina (aunque hay ciertas excepciones a esta regla). Consulta a la línea aérea con la que tenga pensado volar con suficiente antelación. Consulta a tu veterinario para discutir las mejores opciones para asegurar que tu perro tenga el recorrido más cómodo y seguro posible.

A tu destino, primero debe aclimatar a su perro. Llévelo primero a pasear. Cuando vuelvas al lugar donde estarás alojado, no le quites la correa y paséelo con calma dentro y fuera de su nueva casa.

Todavía tiene que conocer sus límites, dónde dormir y dónde hacer sus necesidades. Prepárate para unos cuantos accidentes en el aseo. Encáralo como hiciste cuando le enseñabas por primera vez dónde hacer sus necesidades tantos meses atrás. Se constante con la actividad física y el plan de alimentación. Esto asegurará que tu perro es feliz y se establezca en el nuevo entorno.

Si tiene dudas o preguntas sobre cómo viajar con su perro, consulte a su veterinario y en caso necesario a la agencia de viajes.