Primera visita al veterinario de tu cachorro

Una visita al veterinario no debe ser estresante para tí o tu mascota. Aquí está lo que debes esperarte en primeras visitas de tu cachorro, y lo que puedes hacer para facilitar la experiencia.

Informa a tu veterinario

Algunos cachorros habrán ido al veterinario con su criador para su primera vacuna, pero aun así será bueno que haga la primera cita unos días después de que recojas tu cachorro para asegurarse de que empieces una relación con el veterinario tan positivamente como sea posible.

Después de esta primera visita, tu perro debe ver al veterinario al menos una vez al año, así que asegurate que tu cachorro tenga una relación positiva con el veterinario y que se acostumbre para que tu mismo pueda vivirlo bien. También es una buena idea examinarlos en casa por ti mismo. Revisa sus orejas y ojos y cepillale regularmente  los dientes.

Tu veterinario realizará un examen clínico completo, que consistirá en un control oral (boca y los dientes), de oídos y ojos para comprobar que tu cachorro está en buena salud. Llevate algunas golosinas saludables para mejorar tu experiencia y elogíelo dulcemente durante el examen y después. Evita prestarle demasiada atención si reacciona mal o se molesta durante la consulta, recompensalo sólo cuando ha sido bueno.

Los mejores consejos para una buena experiencia con un veterinario

  • Intenta conseguir una cita a primera hora de la mañana, esto significa que habrá menos personas y mascotas en la clínica. También si tu cachorro no ha tenido alguna vacuna antes es mejor evitar el contacto con otros animales ya que son más susceptibles a las infecciones.
  • Asegúrate traer cualquier tarjetas de vacunación o documentación que tengas de los criadores anterior a lo que el cachorro haya llegado a casa, por lo que tu veterinario puede planificar todos los tratamientos necesarios para el cachorro y aconsejarle sobre cómo asegurarse de que tu mascota está lista para el mundo exterior.

Vacunación de tu cachorro

Generalmente las vacunas comienzan en alrededor de 6-8 semanas, con con dosis de refuerzo cada tres o cuatro semanas hasta que tu cachorro tenga entre 12 y 16 semanas de vida. Es muy importante ajustarse a este indicación para asegurarse de que tu cachorro está completamente protegido contra las enfermedades infecciosas. Las enfermedades más comunes son hepatitis, parvovirus, moquillo, leptospirosis, rabia y la enfermedad de lyme. Si  viajas al extranjero con tu cachorro, llevate tu cuaderno de vacunación y asegúrate de que esté totalmente compatible con las normas del país que estás visitando.

Microchip

Tu veterinario probablemente te recomendará poner un microchip a tu cachorro, aunque esto puede haberlo ya hecho el criador. Esto se hace mediante un pequeño procedimiento por el que se inserta en el cuello del cachorro un chip que contiene información, así que cualquier veterinario puede identificar si está perdidos o herido.

Esterilización o castración

También tendrás que pensar si prefieres tener mascotas castradas o esterilizados. Hay varios pros y contras de la castración, por ejemplo, los perros castrados pueden comportarse mejor y es menos probables que marquen el territorio, sin embargo puede ser más propensos al sobrepeso. Tu veterinario puede discutir todas sus opciones contigo.

Recuerda preguntar a tu veterinario cualquier duda que tengas. Es importante que te sientas preparado para cuidar de tu cachorro en las próximas semanas y meses.