NUTRICIÓN DEL PERRO

LO QUE NECESITAS SABER

Los cuatro pilares de una nutrición de gran calidad

Tu perro es extraordinario, pero para mostrar realmente su maravillosa piel durante su vida también necesita alimentarse con una comida extraordinaria. Por lo tanto, vale la pena leer lo que está escrito en la etiqueta de ingredientes y asegurarse de que estás eligiendo un producto de la mejor calidad.

Los botes inagotables y el entusiasmo sin esfuerzos son innatos en cada perro (y una buena nutrición le proporcionará una gran energía hoy y le permitirá mantener una excelente salud a lo largo de toda su vida).

¿Pero qué ingredientes deberías buscar? Bueno, están los "cuatro fantásticos" (los pilares de calidad de la buena nutrición canina):

  • Proteína de origen animal
  • Carbohidratos integrales
  • Fuentes de fibra especiales
  • Ácidos grasos equilibrados

Examinemos uno a uno estos componentes para averiguar por qué son tan importantes.

 

Proteína, carbohidratos y fibra: por qué son importantes

Los alimentos de primera calidad son ricos en proteína de origen animal de buena calidad. Cuando dichas proteínas de origen animal como del pollo, cordero o pescado se enumeran en primer lugar en la etiqueta (en lugar de productos secundarios o proteínas de origen vegetal) puedes estar seguro de que se trata de comida de buena calidad. Un tercio de la ingesta de proteínas de un perro se utiliza para mantener su piel y pelaje en excelentes condiciones y la mitad de su masa corporal es músculo formado a partir de la proteína de la comida. Así que tanto si tienes un doberman como un perro salchicha, la proteína es clave para mantener una mirada brillante y unos músculos magníficos.

La naturaleza preparó a los perros para comer carne (simplemente echa un vistazo a sus dientes), pero los carbohidratos resultan esenciales en cantidades más pequeñas. Los cereales integrales como la cebada y el sorgo mantienen el azúcar en sangre en un nivel sano después de las comidas.

Resulta fácil olvidarse también de la fibra, pero es una parte fundamental de la dieta de un perro. El sesenta y cinco por ciento del sistema inmunológico de tu mascota se encuentra en su sistema digestivo, y la fibra correcta, como la pulpa de remolacha y FOS (fructooligosacáridos), mantiene una microflora sana, una absorción de nutrientes buena y una calidad de deposiciones buena. Otras fibras, como la celulosa, no proporcionan estos beneficios y aumentan el volumen de las deposiciones.

 

Cómo pueden mejorar la inteligencia los ácidos grasos equilibrados

Las grasas aumentan la energía inagotable de tu perro (y su inteligencia). Cuando se proporcionó omega 3 (un ácido graso encontrado en aceite de semillas de lino y de pescado) a cachorros durante pruebas de adiestramiento, mostraban un rendimiento dos veces superior al del grupo de control. Al igual que con el omega 6 (otro tipo de ácido graso), la clave del omega 3 es incluirlo en la dieta de tu perro en una proporción perfecta. Las comidas para perros de mejor calidad poseerán estos elementos vitales en la relación perfecta.

Últimamente se pueden encontrar algunos ingredientes realmente no deseables en las etiquetas de los productos en determinadas formas o formatos: colorantes artificiales, conservantes químicos y condimentos artificiales. Los fabricantes de comidas de alta calidad escogen antioxidantes propios de la naturaleza, como extracto de romero, ácido cítrico y vitamina E, para proteger las cualidades de sus ingredientes de primera calidad.

 

Ahora que hemos explicado los fundamentos, ya sabes por qué vale la pena tomarse un tiempo para leer y entender la etiqueta de la comida de tu perro. Puede que tu compañero leal no pueda agradecerte con palabras que escojas la comida que está diseñada para sacar lo mejor de la energía y el vigor que le ha conferido la naturaleza, pero su piel brillante, sus músculos sanos y su vitalidad hablarán a las claras por él.

 

Cómo leer la etiqueta

Proteína: Debería ser el primer ingrediente enumerado y debería ser de origen animal único (de pollo, cordero o pescado).

Carbohidratos: Comprueba que se incluyan cereales integrales como el trigo, maíz, arroz, cebada y sorgo.

Fibra: De digestión fácil, la pulpa de remolacha y FOS son los elementos deseables.

Ácidos grasos: El omega 6 y el 3 deberían incluirse por separado, y su proporción ideal será de 5 a 10 partes de omega 6 por 1 parte de omega 3.

Antioxidantes: Los tocoferoles mezclados (vitamina E), el extracto de romero, el ácido ascórbico y otras formas de vitamina C se añaden para proteger las grasas y aceites de la comida. También puedes encontrar algunos antioxidantes químicos como BHA (butilhidroxianisol), BHT (butilhidroxitolueno), etoxiquina, TBHQ (terbutilhidroquinona) y metabisulfito de sodio en la etiqueta.