Cómo cepillar a tu perro | Eukanuba

Cómo preparar a su perro

Tomarse el tiempo para cuidar la estética de tu perro no sólo significa que se vea y se sienta mejor, también ayuda a mantener su condición corporal óptima. 

Cepillar a tu perro te ayudará a familiarizarte con su cuerpo – y te ayudará a detectar problemas de salud rápidamente, facilitando la posibilidad de encontrar parásitos como pulgas y garrapatas.

Para ello debes comenzar a cepillar a tu perro mientras es un cachorro. Si esperas demasiado tiempo para comenzar las sesiones de cepillado, tu cachorro puede no ser tan cooperativo, especialmente cuando se trate de la limpieza de las orejas y el recorte de las uñas.

  • Su capa: Una capa sana es señal evidente de que tu perro está bien y su piel está en las mejores condiciones. La piel sana no sólo es importante para el aspecto general de tu mascota, la capa también lo protege contra los elementos extraños y las infecciones.
  • Su piel: La piel de tu perro es el órgano más grande de su cuerpo. Para mantenerla saludable, una buena alimentación es esencial. La alimentación Eukanuba para tu perro contiene proteína animal de alta calidad, minerales, Vitamina A, D3, E y ácidos grasos Omega 6 y 3, así ayudas a la buena salud de su piel.
  • Cepillado: La mayoría de los perros mudan naturalmente dos veces al año (en primavera y otoño). Sin embargo, para deshacerte de cualquier cabello suelto (y lodo!) deberías cepillarlo a menudo. Todos los perros (excepto las razas de pelo corto) deben ser cepillados por lo menos una vez por semana, sin importar la cantidad de pelo que se quite. Usa un  cepillo de cerdas suaves  mientras el perro está tranquilo y relajado. Distrae al perro con una golosina o un juguete y pasa suavemente la herramienta sobre su cuerpo durante unos segundos. La introducción al cepillado debe comenzar cuando es un cachorro así que cuidado en el caso de que no lo hayas hecho antes. Un peluquero profesional te puede aconsejar sobre el cepillo correcto para tu raza y si tu perro necesita recortar o pelar.
  • Limpieza de las orejas: las orejas colgantes necesitan un cuidado más regular que las de punta, debido a la poca circulación del aire, que las hace más sensibles a irritaciones e infecciones. Limpia suavemente con un pañuelo, algodón o gasa quitando el exceso de suciedad o cera. Los Spaniels y los Hounds necesitan un comedero que mantenga sus orejas secas y aireadas, sin contacto con las croquetas de su alimento.
  • Cuidado de los ojos:   Asegúrate que los ojos de tu perro estén siempre brillantes. Una ligera coloración de las lágrimas, una natural acumulación de moco pueden limpiarse con una toallita limpiadora o con algodón ligeramente humedecido. Llama a tu veterinario si tu perro tiene los ojos rojos, inflamados o si hay cualquier secreción.
  • Cuidado de las uñas: generalmente es el veterinario quien corta las uñas por primera vez a un perro. Si quieres aprender a hacerlo tú mismo, observa atentamente cómo lo hace el veterinario y pide consejos sobre cómo hacerlo.
    Un corte incorrecto puede hacer daño al perro y generarle dolor.
  • Baño: Los perros producen de forma natural, aceites que protege su piel de infecciones e irritaciones. Bañarlos con demasiada frecuencia puede reducir la eficacia de estos aceites. Lo ideal es bañarlos una vez al mes, utilizando siempre un champú especial para perros.

Consulta con un peluquero canino profesional si tienes dudas o alguna preocupación acerca de cómo asear el pelo y la piel de tu perro.
Si crees que existe algún problema en la piel, consulta con tu veterinario de confianza.